Actividades

Fundación BBVA y los Premios a la Conservación de la Biodiversidad

29.11.2016

El cambio climático ha dejado de ser una amenaza de futuro. Sus efectos se sienten ya en numerosos lugares de la Tierra y, junto con la pérdida de la biodiversidad, es una de las grandes amenazas de la Tierra. La Fundación BBVA ha reconocido el pasado jueves 24 de noviembre el trabajo de profesionales y organizaciones que, con su labor diaria, contribuyen a la defensa del planeta y a la sensibilización de la población sobre la importancia de protegerlo.

En un acto celebrado en Madrid, al que asistió la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se entregaron los premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, dotados con 580.000 euros distribuidos en tres categorías.

El sonidista Carlos de Hita, colaborador de EL MUNDO y creador de la sección semanal El Sonido de la Naturaleza, que cada sábado traslada a la web de este diario paisajes sonoros de la naturaleza, fue el galardonado en la categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización. Según señaló el acta del jurado, el premio se concede a Carlos de Hita "por su pionera e innovadora trayectoria en la grabación y difusión de una amplia gama de sonidos de la naturaleza", una labor que "acerca al ciudadano facetas inéditas de la naturaleza, trasmitiendo un potente mensaje de conservación". De Hita, que cuenta con un espectacular archivo de sonidos recopilados durante más de tres décadas en todo el mundo, ha participado en doscientos documentales y en seis películas de producción nacional e internacional. También es autor de varias guías sonoras de identificación, colecciones de discos y apps.

Por su parte, el Grupo para la Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA) fue el ganador en la categoría de actuación de Conservación en España por sus trabajos para reintroducir en nuestro país y en Europa especies amenazadas como el buitre negro.

En la categoría de Actuación en América Latina fue premiada la Conservation Land Trust (CLT), una ONG fundada en 1991 por los filántropos Douglas y Kristine Tompkins, que ha convertido en áreas protegidas ocho regiones de Argentina y Chile. A nivel mundial, se trata de la mayor iniciativa privada para conservar territorio, según destacó el jurado, compuesto por científicos, comunicadores y ONG.

Cuando se cumple un año de la muerte de Douglas Tompkins, que falleció por hipotermia tras un accidente con un kayak en el sur de Chile, su viuda Kristine, que recogió ayer el premio en Madrid, ha seguido adelante con la labor que iniciaron juntos: "Sólo un 3% de los fondos filantrópicos globales son invertidos en temas de medio ambiente. Esto es una triste realidad que debemos cambiar, porque nuestro futuro y el de todas las especies con las que compartimos este maravilloso planeta depende de ello", declaró Tompkins durante la entrega de premios.


csic csic caixa areces